La Poderosa


La realidad vestida de oportunidad by hastalavictoriasiempre
28 mayo 2009, 4:43 pm
Filed under: La Poderosa en Buenos Aires

Disfraces

Las amenazas del clima una vez más se rindieron ante tanto poder popular. Las nubes y el frío cedieron y el sol se abrió paso para darle comienzo a una nueva jornada de la Liga Barrial de Fútbol Popular. La segunda del año, que tuvo a la ronda inicial dando la primera buena noticia del día: un nuevo barrio, Boulogne, y el regreso de San Telmo. Más equipos y más sueños, más anhelos, más manos y más cabezas se sumaban. Desde el principio las canchas de césped se notaban distintas. Claro, las habían pintado los pibes de las categoría más grande del mismo modo que pintan gambetas, goles y sueños, dando un ejemplo de compromiso y madurez que se complementó, en el primer partido, con una larga charla de mediación en la que todos exaltaron los puntos a tener en cuenta para mostrarle a los más chiquitos el camino a seguir.

MagiaComo por arte de magia, en un rincón del predio, muchas personitas diminutas de tamaño y gigantes de corazón, se convirtieron en grandes creadores de ilusiones. Miraron, escucharon, atendieron y aprendieron a realizar enormes trucos. El más impresionante fue el de transformar adversidades en oportunidad y diferencias en igualdad como principio para empezar a modificar la realidad. Sin ir más lejos, las historias de la vida se transcribieron en papel de historieta durante el taller de comunicación, derramando emoción y convicción en cada una de ellas. Mentes tan sanas que convertían relatos tristes en alegres cuentos, que fútbol+pl[1]..llenaban globos vacíos con grandes contenidos de sueños escritos con la tinta indeleble de las ideas de cambio. Novelas mexicanas, casamientos extravagantes, risas y más risas se escapaban del espacio de recreación. Vestidos con pelucas, enteritos, anteojos y gorros, los pibes y pibas hacían representaciones de apenas una porcioncita de lo que imaginaban. Por supuesto, no faltaron las pelotas ni el fútbol tenis, y tampoco las carreras con imitaciones de animales.

Colagge PulseritasTras el momento del parate, con comida riquísima y postre bien helado para refrescar las ganas de seguir adelante con la jornada, los rayos del sol pegaban duro en las espaldas. Eso no impidió que los más chiquitos se refugiaran a la sombra de los árboles y empezaran a enlazar hilo con hilo y piedritas con mostacillas para darle vida a fabulosas pulseras, collares y trenzas de colores de identificación barrial. Al mismo tiempo, el taller de educación sexual exponía la participación de todos para aprender a cuidarse, a cuidar y a querernos. Con una pegatina de imágenes, relacionando palabras, el espacio se magnificó con el aporte que hacían los chicos y chicas ante las diferentes propuestas, preguntas y dudas que iban surgiendo.

Taller de[]..Mientras todos jugaban, corrían, hablaban, compartían, la pelota rodaba en las canchas y los goles se hacían sentir en los rincones del predio. El sol empezó a dormirse a pesar de la incesante energía de los chicos. El viento comenzaba a soplar un poco más fuerte. Pero ni el incipiente frío ni la noche pudieron penetrar entre los brazos entrelazados de esa ronda final de ojos empapados de compromiso, de solidaridad y de ganas que cerró esta segunda jornada de construcción colectiva de la Liga Barrial de Fútbol Popular.



ATAJO CAMINO A LA ACCIÓN Y LA REFLEXIÓN by hastalavictoriasiempre
27 mayo 2009, 7:49 pm
Filed under: La Poderosa en Tucumán

Ronda Fútbol Popular, Tucumán

La semana pasada los pibes del Fútbol Popular de Yerba Buena habían decidido que el entrenamiento de los sábados se adelantara: Si terminamos tarde, se empieza a poner oscuro y hace mucho frío, ¿por qué no venimos de tres a cinco? Es que en el otoño tucumano, cuando se acercan las seis de la tarde, el sol baja entre los cerros y el frío sube. El argumento fue irrefutable. Quizá Oreja y Rodrigo se hayan sumado como nuevos compañeros porque este sábado nos encontramos antes que los anteriores o porque los chicos se ocuparon de convocar para que cada vez seamos más los que toquemos la pelota al calor de la transformación popular.

Ponemos las reglas entre todos para jugar bien. No hay árbitro porque somos nosotros los que hacemos respetar las reglas que ponemos, y sabemos cuándo nos hacen un foul y cuándo no. Jugamos varones y mujeres todos juntos, explicaba la ronda, en la que Ale, con su corta edad y su larga experiencia en el Fútbol Popular, había tomado la palabra inicialmente. Movió Coco y empezó el partido. Oreja y Rodrigo habían participado en poner las reglas y sabían que son los jugadores los que cobran las faltas, pero no es lo mismo pensar y decir que poner en práctica. El primer problema fue cuando lo tocaron a Oreja y se quedó esperando a que un juez bajara desde las alturas celestiales para cobrar el foul. “Acordate, no hay árbitro”, le aclaraban sus compañeros. Oreja escuchó y más tarde cobró.

Fútbol Popular TucumánDespués de una jugada bárbara, Tubi habilitó a Carlitos que definió con tranquilidad. Jorge fue a buscar la pelota y quiso sacar, pero se dio cuenta de que no quedaba nadie en el arco: ¿A quién le tocaba? Era el turno de Rodrigo. Yo soy el único que todavía no fue, pero a mí no me gusta atajar, contestó. A pesar de que pudo haberse hecho pelota, el partido se hizo ronda con la pelota como eje. Habíamos dicho que íbamos un gol cada uno, insistía Jorge. No nos gusta atajar a todos, pero todos queremos jugar también y necesitamos alguien que vaya al arco, fundamentaba Ale. ¿Chango, vos estuviste de acuerdo en ir un gol cada uno?, preguntó Miguel, uno de los más grandes. Rodrigo miraba la pelota y pensaba, mientras los demás esperaban su respuesta. Pasaron unos segundos de duda. Luego expresó su acuerdo, asintiendo con la cabeza. Puso la pelota en el medio y se fue corriendo a defender su arco. Así funciona el Fútbol Popular, intentando, juntos, ser coherentes entre lo que pensamos y lo que decimos, entre lo que decimos y lo que hacemos, entre la acción y la reflexión, respetando las decisiones colectivas y teniendo claros los motivos que le dieron origen. Así funciona La Poderosa.



Subite a La Poderosa, este miércoles by hastalavictoriasiempre
26 mayo 2009, 6:49 pm
Filed under: La Poderosa en Buenos Aires

EL HOMBRE NUEVO ESTA NACIENDO
La Poderosa afianza su camino de transformación, desde el anonimato, el voluntariado y la educación popular, para hacer que todos vivamos una realidad mejor; para que, colectivamente, le hagamos frente a los problemas y analicemos el modo de abordarlos; para que, juntos, no aceptemos las injusticias y mirándonos a los ojos decidamos el modo de combatirlas.

El mundo se transforma cuando un participante del plan de alfabetización logra escribir la primera palabra de su vida. El mundo baila cuando los dolores barriales se convierten en motor para que la murga cante, sonría y crezca. El mundo se vuelve un poco menos patas para arriba cuando el apoyo escolar se hace popular, intercambiando roles y saberes. El mundo se enriquece cuando cada pibe en situación de vulnerabilidad lucha para que quienes tienen que hacerse cargo no sigan pisoteando sus derechos. El mundo se desenreda cuando en equipo los protagonistas del Fútbol Popular eligen las reglas de juego de acuerdo a sus propias necesidades. El mundo rasga a la apatía con cada dedo que crea música en la guitarreada popular. El mundo se pone lindo cuando el trabajo comunitario germina el fortalecimiento regional y la organización popular.

MAFALDA Y LA PODEROSALa Poderosa necesita más cabezas, manos y corazones, porque construye desde la suma de fuerzas, ideas, compromiso, críticas, sueños. Por eso, rumbo a la utopía de seguir expandiendo esa construcción colectiva por Buenos Aires y el resto de Latinoamérica, cada mes se realiza una convocatoria para acercar nuevos compañeros. Con nuevas miradas, que nos ayuden a transformar y transformarnos, seguimos andando hacia el Hombre Nuevo, y camino a ese horizonte convocamos a quienes quieran subirse a esta moto, o al menos conocerla un poco mejor, a un encuentro de presentación este miércoles, 27 de mayo, a las 21.30, en la avenida Callao 360. Te esperamos en la puerta.



Una identidad, de memoria, coherencia y unidad by hastalavictoriasiempre
25 mayo 2009, 3:51 pm
Filed under: Por la ruta del Che

Mensaje del Che a los Pueblos del Mundo.

“Tenemos hoy la tarea, siempre triste, de recordar a los muertos; a los muertos que cayeron de frente, buscando un mundo que no vieron nunca cristalizar. Pero en épocas como la actual, el recuerdo de aquellos muertos gloriosos tiene cierto aire de alegría, cierto aire de poder decirles a aquellos grandes sacrificados de otras épocas que el pueblo cubano supo cumplir con su memoria y que hoy les ofrece el regalo de esta nueva Cuba, es decir, la materialización de sus sueños. (…)

"Seremos como el Che"Nos falta la creación de esta gran cosa que vemos con formas todavía no exactamente definidas ante nosotros, la creación del socialismo, día a día, paso a paso, con el trabajo cotidiano, que es el más duro, que es el constante, que no exige sacrificios violentos de un minuto, que no pide en un minuto la vida a los compañeros que deban defender la Revolución, sino que pide durante largas horas diarias; a cada uno de nosotros que se esfuerce más para aumentar la producción, para aumentar nuestra conciencia revolucionaria, para poder divulgar las ideas revolucionarias entre nuestros compañeros más atrasados, para poder sacar aún fuerzas de flaqueza y poner otro poco más de empeño para que aumente más la producción, y para que la divulgación de nuestras ideas sea mejor, y, en fin, para perfeccionar nuestra creación todos los días, y defenderla en todos los momentos de nuestra vida con nuestra acción, nuestra fe y nuestro trabajo. (…)

Y, naturalmente, no todo el mundo ha llegado a la misma comprensión de este problema, y es lógico que sea así. Nuestra evolución ha sido de las más aceleradas que conoce el mundo, y todos nosotros hemos sido testigos presenciales de esta evolución. Nunca hubo aquí engaños, nunca se tuvo una carta escondida en ninguna manga, todo el mundo sabía que se estaba luchando por el bienestar del pueblo. (…)

¡Desde la coherencia, siempre!

Después se dieron muchas pruebas de que esa posición del mundo socialista no era una posición de mero alarde, y además se dio cada vez más clara muestra de que la correlación de fuerzas se inclina, rápida y consistentemente, del lado de todos los pueblos amantes de la paz y de la libertad.
Es para nosotros importante saber eso. Estamos muy agradecidos, tenemos más confianza, tenemos más certeza de triunfo, más entusiasmo; podemos dedicarnos con más calma a hacer nuestro trabajo: no tenemos pesando como un lastre tan grande en nuestra subconsciencia, el temor de que todo lo que hoy hacemos mañana sea destruido, y sea destruido inútilmente porque no quede ni nosotros ni un sistema social como el nuestro para rehacer las ruinas.
Ahora nosotros sabemos que es imposible, que si mañana destruyen lo que construimos hoy, que si mañana nosotros desaparecemos, queda el sistema social que nosotros hemos contribuido a implantar, para volver a levantar todas las construcciones, y para crear mejor ese estado social.
Pero además de nosotros hay muchos pueblos en la tierra, y hay más pueblos en la tierra que están en el triste, lastimoso estado en que estábamos nosotros antes del 59, que aquellos que como nosotros han alcanzado este estado orgulloso de nación completamente soberana. Y aquí en América hay gran cantidad de esos pueblos. Todos los días alguna forma de lucha contra el gobierno de algunos de los países de América se desata. Y veíamos siempre lo mismo, eran luchas contenidas, luchas tímidas, cautelosas; luchas para dar un pequeño pasito y asegurar que ese paso fuera una conquista que no se pudiera arrebatar al día siguiente, porque había conciencia de la debilidad.
Sin embargo, la Revolución cubana sirvió no sólo de ejemplo, sino también de catalizador de todas las fuerzas progresistas de América, y bajo el nombre de Cuba, por primera vez en muchos años, fuerzas que políticamente querían lo mismo, aunque variaban en sus tácticas, y por eso se habían convertido en grandes enemigos, gracias a la cizaña imperialista, se juntaron para hacer grandes manifestaciones y para llevar a cabo grandes luchas en toda América, defendiendo nuestra Revolución”.

Ernesto Che Guevara, “Mensaje a los pueblos del mundo”.
16 de abril de 1967.

 



Ascensor a la utopía by hastalavictoriasiempre
22 mayo 2009, 11:34 am
Filed under: La Poderosa en Buenos Aires

Yo, sí puedo Zavaleta

 

 

 

Menos de un mes había pasado desde el inicio del Yo, sí puedo en Zavaleta, y mucho tiempo había tenido que esperar uno de los participantes para tomarse el ascensor de su trabajo y poder elegir el piso sin dudar qué número es el de cada botón que aprieta cotidianamente, ni tener que consultarlo con algún compañero. Menos de un mes pasó desde que una vecina se sumó emocionada por el sueño de leer y escribir, que parecía tan lejano, y el día en que por primera vez en su vida pudo leer una frase al ritmo con que le daba una mano el dedo facilitador: “La paloma vuela alto”.

Yo, sí puedo desde ese momento fue más que el programa de alfabetización con que el pueblo cubano riega el suelo del mundo con solidaridad educativa, mientras gran parte del mundo se empeña en empeñar la educación. Yo, sí puedo se hizo carne en su voz, en sus ojos que brillaban por la misma luz que irradiaba su sonrisa. Su cuerpo entero fue Yo, sí puedo. Como lo fue la biblioteca del comedor que festejó en cada rincón, todos los participantes, los facilitadores, los facilitadores que habían empezado como participantes y hoy ayudan a sus compañeros en las clases y los apoyan fuera de las clases, y hasta los libros en los estantes también parecían contentos de que hubiera alguien más que dentro de poco tiempo pudiera leerlos. Porque si la paloma vuela alto, no es la única que está en las alturas ni la única que puede volar. Él, que ahora decide sin ayuda a qué altura llegar con el ascensor, también comenzó la escuela primaria. Ella, que leyó una frase, seguirá leyendo y practicando, y como pasó de leer números a leer palabras, podrá pasar a escribir otras palabras que las que ya están escritas.

Yo, sí puedo Zavaleta_2Así es el plan, primero contempla el aprendizaje de los números, luego de las letras, para finalmente poder leer y escribir. De esa misma manera, avanzando poco a poco, pero sostenidamente, empezó también el segundo grupo de alfabetización en Zavaleta y ya se están preparando los primeros relevamientos en la Villa 31 de Retiro. Para seguir demostrando que con compromiso y voluntad se puede transformar la realidad y a nosotros mismos. Para que cada vez volemos más alto y todos a la misma altura, aunque para hacer realidad la utopía el tiempo que haya que andar en esta moto, que levanta vuelo y que no sólo desde su nombre reivindica el sí poder, sea mucho más que un mes, un año o una vida.

 



La murga que redobla el compromiso by hastalavictoriasiempre
21 mayo 2009, 3:22 pm
Filed under: La Poderosa en Córdoba

Murga

Cuando tres semanas atrás, desde la acción y la reflexión, quedó sembrada la necesidad de instaurar en Bajo Yapeyú una nueva actividad recreativa-formativa que pudiera unir a chicos y chicas sin importar las edades, nadie imaginaba lo que en tan poco tiempo podía ocurrir.

Murga2La propuesta inicial había sido formar un taller de teatro y una murga popular. Se acordó juntar objetos que pudieran ser útiles para hacer una caja común. La semana siguiente, una vez reunidos los materiales, comenzó la actividad con expresión corporal. Al principio algunos chicos se mostraban un poco inhibidos, pero a medida que transcurría la tarde se fueron soltando y las venas se llenaron de risas y ritmo. Marcos se animó a enseñar los pasos básicos de murga. Después, se formaron dos grupos, uno siguió con murga y el otro empezó con teatro. Finalizadas las actividades, unos chicos que estaban mirando las acciones contaron que conformaban otra murga del barrio cordobés y se ofrecieron a participar y a compartir todo lo que saben. La idea de que fueran los pibes más grandes del barrio quienes marcaran los compases de la murga en sus primeros pasos entusiasmó a todos. Siete días después, se sentía la llegada de bombos y redoblantes. Los más experimentados relataron historias emocionantes, la esencia y los principios de la murga, los orígenes de la suya y regalaron una canción compuesta por ellos, que hablaba sobre los problemas del barrio y de sus expectativas a futuro. Olor a murga popular se respiraba en Bajo Yapeyú. La tarde transcurría mágica. Cuando terminaron de explicar los pasos típicos, la charla se interrumpió abruptamente, pero la comunicación fue más intensa, porque estalló el baile entre todos de manera libre. Cada vez que la música sonaba, más chicos se acercaban a participar.

Murga3El efecto murga se hizo sentir. Como una moto imparable, que se estacionó en Bajo Yapeyú para quedarse y después reproducirse en otros barrios. La actividad se expande y los chicos añaden más complejidad en los movimientos y los pasitos. Los más grandes se interesan principalmente en tocar los bombos y otros instrumentos confeccionados entre todos artesanalmente. Los más chiquitos por ahora se vuelcan al baile. Todos se sienten muy orgullosos. La acción crece día a día, junto con el interés por participar, teniendo en claro que no se trata sólo del significado lúdico, sino de algo que sirve para pensar la realidad y fortalecer la identidad barrial, para sentirse libres a la hora de actuar e interiorizar el sentido de grupo, unión y solidaridad. Aunque estemos en otoño, la murga y el resto de las actividades de los sábados no dejan de florecer. Poco a poco va aumentando el calor, la apropiación, el compromiso y se van solidificando los lazos con actividades genuinas del barrio, con el baile y la música como una herramienta poderosa para crear, divertirse, aportar alegría a la comunidad y, sobre todo, hacer de la murga popular un motor de cambio.



Nosotros, voz otros, ellos: ¿En cue stamos pensando? by hastalavictoriasiempre
19 mayo 2009, 10:21 pm
Filed under: En cuesta ascendente