La Poderosa


La Poderosa, por la senda del faro cubano by hastalavictoriasiempre
24 diciembre 2008, 4:35 am
Filed under: Cuba va

 

cuban

 

No había llegado el momento hasta ahora. Hicieron falta cuatro años, en el tercer viaje de La Poderosa, para encontrarnos en Argentina y de la manera que soñábamos con la revolución cubana, con el internacionalismo proletario que pregona la batalla de ideas, sentados en una misma mesa, pero no para darnos una palmada en la espalda, ni para recordar tiempos pasados. Para subirnos al Granma, otra vez.

No había razón de ser para que La Poderosa se pusiera a disposición de Cuba, con un vínculo preestablecido y con una misión específica, en la medida que no estuviera aceitada la moto, que no estuviera definido el rumbo. Desde este año 2008 que se va, La Poderosa no sólo mantendrá con Cuba su histórico e inquebrantable lazo de identidad, sino también un acuerdo orgánico de participación activa en la operativa del plan de alfabetización Yo Sí Puedo y la Misión Milagro, una estrategia para devolverle la vista a tantos que padecen cataratas, terigio y exclusión, una operación para devolverle la lectura y la vista, a las miradas que pretenden mandar a negro.

 

En un primer encuentro, en el Salón Ernesto Che Guevara de la embajada cubana en Buenos Aires, durante la reunión interprovincial de La Poderosa del mes de agosto se asentaron las bases para apuntalar ambos programas en cada una de las provincias por las que hoy anda este colectivo. Y finalmente, con la presencia física de un gran compañero cubano en la reunión interprovincial de noviembre, se rubricó el acuerdo, por lo cual en el verano se llevarán adelante los relevamientos necesarios en Zavaleta y en Córdoba Capital, para iniciar nuevos focos del Yo sí Puedo.

A su vez, tanto en Córdoba, como en Buenos Aires y en Yerba Buena, Tucumán, La Poderosa ha comenzado la convocatoria para facilitar el acercamiento de vecinos a los oftalmólogos correspondientes para determinar qué pacientes estan aptos de ser operados de la vista, con los médicos, el equipamiento y el espíritu solidario de la isla que funciona como faro de esta moto.

 

Cuando la motivación no está puesta sobre ningún escenario y el plan no incluye fotos, ni cholulaje, la prioridad no es la reflexión estéril de una historia abiótica, ni el debate enfurecido de mil cosmovisiones atrapadas entre libros, ni la adhesión compulsiva a elencos iluminados en las marquesinas del sector popular, ni la ametralladora de nombres y siglas que dicen ser más ‘política’ que el trabajo comunitario, o que la articulación interregional detrás de un mismo objetivo apartidario, o que el voluntariado anónimo que fortalece a los barrios sin asistencialismo, o que el desafío de volver a poner a la clase media de cara a la realidad de los pueblos más castigados, o que la ardua tarea de fortalecernos desde la base, o que la decisión política de generar conciencia antes que candidatos. Tal vez por eso, en más de una reunión semanal, se hayan priorizado las problemáticas territoriales ante la teoría que conduce al anclaje. Tal vez por eso, haya pasado un buen tiempo para que más y más compañeros se acercaran a la historia del Che, que es la historia de Fidel, que es la historia de Cuba, desde el sacrificio por la utopía, desde el único terreno fértil para una verdadera transformación. La muerte heroica del Che y la vida heroica de Fidel, no pueden entenderse sólo dentro de una biblioteca.

Hablar de Cuba, en La Poderosa, es hablar de compromiso, de solidaridad, de fortalecimiento popular, sin discursos envasados al vacío, ni falsas versiones de horizontalismo que sólo sirven para acostarse a dormir una siesta sin sudor, que no se parece a ninguna revolución. La articulación responsable demanda compromiso y la convicción de asumir la causa como propia.

 

Tal vez por eso, porque la causa cubana es nuestra causa, estos dos pasos junto a los compañeros cubanos en Argentina se presentan ya como los primeros, y solamente los primeros, de un inmenso camino que empezamos a recorrer hace cuatro años, alimentando el sueño de festejar el 50 aniversario de la revolución cubana con la certeza de que abocaremos nuestra vida a seguir celebrándola siempre, facilitando todos los canales necesarios para que fluya su enorme caudal de humanidad por cada arteria de América Latina.

 

Anuncios

2 comentarios so far
Deja un comentario

Es maravilloso como después de 50 años, la revolución está más viva que nunca y para que siga, la ardua tarea que tenemos, es lograr imponer la ley de medios, sólo así lograremos la nueva independencia. Hasta la victoria siempre

Comentario por Marta de Tandil - Arg.

dejen de joder con cuba que ya se va al tacho y lo unico que han hecho es perder el tiempo durante 50 años, y convertir a ese pais en un basural.

Comentario por raul




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: