La Poderosa


MARCHEMOS TODOS LOS DIAS by hastalavictoriasiempre
24 marzo 2008, 1:43 pm
Filed under: La Poderosa en Buenos Aires

nuncamas12.jpg

La Poderosa, este 24 de marzo, cierra los ojos, para tomar aire y apretar el acelerador. Marchan sus pies entre los miles de pies que mueven cuadras y cuadras de masa memorial, desde el Congreso a Plaza de Mayo, rumbo a la recuperación del colectivo que creyeron exterminable. Pero no lleva una bandera, ni una receta de propuestas para vociferar en público, porque no entiende qué cosa mágica pueda brotar de las urnas, mientras se conserve tan aceitado el engranaje de la maquinaria vigente y pestilente, regida por la lógica punteril que regula la participación ciudadana y el acceso a la educación, mientras manipula los hilos inaceptables del acceso a la comida, a la salud y al empleo.
La Poderosa, este 24 de marzo, cierra los ojos, para hacer memoria y volver a apretar el acelerador. No reparte volantes con listas sábanas para seguir durmiendo, ni va pegando primeros planos por las paredes. No se para frente a un micrófono, ni se saca una foto en el escenario. No prejuzga a los compañeros, ni anda mirando de reojo a las estructuras partidarias que dan su lucha necesaria. Va repartiendo cuentos, cuentos de Eduardo Galeano, uno, dos, cien, doscientos, mil, para difundir este blog y la causa que convoca a nuestra lucha, pero también para difundir esa poesía que representa la ilusión y la política a la que apostamos. La tarea comunitaria, la murga de la identidad barrial, el apoyo escolar, el fútbol popular, la economía social, los talleres formativos, el deporte como herramienta para el desarrollo, el arte como estímulo de creación, el respeto a la diversidad cultural, el culto a los derechos humanos, la igualdad de oportunidades o los círculos de acción y reflexión, conforman el esqueleto de una organización social que no sólo aspira a la transformación sin manos mágicas, ni divinas, ni especuladoras, de los sectores castigados, sino también a la transformación de cada uno de nosotros, los militantes que entramos a un colectivo con buena porción de vicios, adquiridos en este modelo de miserias, que posiblemente sólo puedan ser depurados por un buen remolino de compañeros comprometidos.

nuncamas30.jpg 

Somos pies de esa conciencia colectiva y parte de este mundo, en este preciso tiempo, pero no creemos, ni queremos, ni proponemos, la política tradicional. Identificados con los ideales del Che y la lucha solidaria del pueblo cubano, orgullosos de semejante utopía, hoy compartimos la batalla de ideas, las letras de los lápices donde otros ponen las balas de los tanques. Nuestras trincheras son los barrios y nuestras armas las herramientas de inclusión y comunicación, que se sociabilizan siempre desde la educación popular.
Anónimos y voluntarios, de diferentes identidades partidarias, o religiosas, o futboleras, o sexuales, no aceptamos las rondas políticas sin acción comunitaria, ni la extinción del fervor revolucionario como saldo obligado del plan socioeconómico que se propuso ayer acabar con el mañana, pero tampoco digerimos la apatía y la desunión como consecuencias lógicas de fragmentaciones originadas por errores heredados de antiguos compañeros o por fracturas insoldables en las grietas del pasado. Aceptamos nuestra propia alienación y la de tantos más, como el legado virósico de la última dictadura y la feria americana de los 90, pero de ninguna manera encontramos en ese basural algún causal para nuestra rendición. Sólo hallamos el punto de partida, donde colocar el pincel para continuar coloreando juntos la primavera que tantas botas no han podido aplastar.

nuncamas2.jpg

Por diferentes rincones de nuestra patria latinoamericana, estamos echando a andar el tercer viaje de La Poderosa, el primero sin el Che, desde hace más de 3 años. Poco a poco, vamos abriendo paso a un nuevo modo de hacer política, de transformar, transformarnos, y convocar a todos los que, huyendo de tanta politiquería erosiva, han quedado lejos de la carne viva del pueblo más lastimado y de la lucha incuestionable de aquellos años 70. Pues desde los nombres de la Junta Militar hasta los métodos más escalofriantes de la tortura implementada por el Plan Cóndor, se han hecho espacio en algún manual de grado y en ciertos panfletos ocasionales, pero mucha menos prensa han tenido las tardes de alfabetización, los reclamos de justicia social y los sueños de igualdad que se comió tanto centro clandestino de detención.
Si hoy marchamos miles, marchemos miles mañana también. Si tantos pies marcan el ritmo conmovedor de una sociedad que todavía late, juntemos mañana las manos en nuestra acción comunitaria, para que tantos ideales postergados y tanta música de transformación esté sustentada por la lucha cotidiana y el trabajo empírico que cambia al mundo cada día, con el espíritu solidario de aquellos compañeros y la energía nueva de los que vendrán. Si ellos dieron la vida, no podemos mezquinar el tiempo.
La Poderosa, este 24 de marzo, cierra los ojos. Y el 25, vuelve a abrirlos, para mirar al horizonte del Che, en el doloroso aniversario del asesinato de Rodolfo Walsh, mientras escucha y reproduce la voz altisonante de Jorge Julio López, como despertador de tantos argentinos que lloran una vez al año las 30 mil ilusiones desaparecidas, sin advertir todavía que regarlas sigue siendo una opción, hoy y todos los días que pasen hasta el próximo 24 de marzo.

Anuncios


Vientito del Tucumán by hastalavictoriasiempre
20 marzo 2008, 3:45 pm
Filed under: La Poderosa en Tucumán

fotodetucuman10.jpg

Hace dos años era un sueño. Pensar a La Poderosa recorriendo las arterias de toda la Argentina, para fluir después por las venas de América Latina, con el tanque lleno de voluntariado anónimo, transformando y transformándose desde las huellas del trabajo comunitario y la legitimidad del compromiso, parecía utópico. “Era utópico, y por lo tanto real”, nos enseñó Galeano. Ahí está ahora, La Poderosa Tucumán, regando el césped y la esperanza de Yerba Buena, con manos entrelazadas, cada vez más manos, cada vez más entrelazadas.
Después de casi un año fomentando actividades formativas con cuatro comedores de la región, chicos de los barrios y compañeros de la organización le dan vida a colectivos vergeles culturales, de contención, recreación y formación, donde la propuesta es sembrar juntos, sin asistencialismo, ni fertilizantes publicitarios que endulzan nuestro presente inmediato, para hipotecar nuestra libertad posible.

fotodetucuman2.jpg

¿Que sos de Tucumán? ¿Y no te convence la idea de hacer nada para que todo cambie?
Bienvenido. Podés encontrar a La Poderosa en el comedor Casa del Niño (Perú 1400), donde se desarrollan clases de apoyo escolar, todos los lunes y miércoles de 15.30 a 17.30. Y también en el comedor San Agustín, donde mezcla otra ensaladera grande de educación popular, para respaldar la carrera en el cole, todos los viernes, desde las 15.30.
¿Que sos de Tucumán? ¿Y sólo te sacaste un 10 en educación física?
Bienvenido. Chicas y chicos de Yerba Buena conforman el equipo de Fútbol Popular, donde los entrenadores aprenden con los jugadores y comparten partidos sin partir, aptos para todo público, en Casa del niño, los jueves de 15.30 a 17.30.
¿Que sos de Tucumán? ¿Y de las canchas, sólo pisás las tablas?
Bienvenido. Los miércoles de 17.30 a 20, en la fundación Pro Vera Vita, funciona el taller de teatro, para dramatizar desdramatizando los inimaginables imaginarios de la imaginación.
fotodetucuman3.jpg¿Que sos de Tucumán? ¿Y la única vez que te hiciste el actor te arrojaron un redoblante cual Daniel Lalín?
Bienvenido. La murga de Yerba Buena, que respira todos los martes desde las 17.30, en la Fundación Pro Vera Vita, necesita platilleros, percusionistas, bailarines y todas las pilas que puedas sumarle a la alegría popular.
¿Que sos de Tucumán? ¿Pero tu trabajo te despierta a cachetadas y te acuesta anestesiado?
Bienvenido. Podés acercarte a La Poderosa en cualquiera de sus espacios tucumanos para charlar con los voluntarios que empujan en los barrios y también para asociarte, o acercar pelotas, o prestar guitarras, o alcanzar útiles, o aportar ideas.

Las reuniones de padres en los comedores nos han llenado de fuerzas y la colaboración que llegó recientemente desde Buenos Aires ensanchó las sonrisas que van certificando el rumbo. Pronto se retomarán las actividades en Colonia Castillo y aterrizará el Fútbol Popular entre los 14 comedores de Concepción. Mientras tanto, ya se desarrollan en Yerba Buena diferentes talleres para refrescar la memoria del futuro en este 24 de marzo, otro más sin Jorge Julio López.
bisbis.jpgFlorece la semilla del norte, en articulación permanente con La Poderosa Buenos Aires, mientras va dando a luz La Poderosa Córdoba, y poco a poco, se va volviendo nacional la transformación de la militancia social, la construcción colectiva, la política sin púlpito personalista, la insignia sin bandera, la diversidad sin partidos, la participación a conciencia, la transformación externa de los barrios que ya comparten nuestra lucha y la transformación interna de los voluntarios que, día a día, sentimos en la cara el aire frondoso y la sensación alucinante de estar viajando juntos en la moto más grande del mundo.



Cómo hacer de goma al aburrimiento by hastalavictoriasiempre
12 marzo 2008, 3:16 am
Filed under: Grandes pensadores

Por  Claudio **

claudioaperturarealborde.jpg 

Saludó parco esta vez. Rascándose la cabeza, entrecerró un ojo y salió del comedor, para despejarse y saborear una vainilla en el banco de cemento del patio, bajo la pizarra, aspirando el espeso aire de un marzo húmedo, atendiendo al taladrante repiqueteo del aguacero en el techo de chapa, contemplando con la mirada profunda una cortina de lluvia que bajaba sobre Iriarte. En realidad, los chaparrones caían oblicuos con la fuerza del vendaval, y buena parte del agua le salpicaba la cara, pero prefería disimularlo, sin parpadear con torpeza, para no quitarle solemnidad a la escena. Cruzó una rodilla sobre la otra y al fin, con el codo en flecha sobre el muslo y el índice derecho enganchando la pera, dibujó esa sonrisa que le brota cada vez que se dispone a sazonar una ocasión cualquiera para darle jearquía de ocasión especial.

 – ¿Qué te pasa, Claudio?
– Nada. Lo que pasa es que estoy pensando.
clauarri.jpg

La respuesta es un clásico, que no sorprendió, pero para entonces ya varios de los admiradores de su concentración compulsiva habían advertido que su imaginación naufragaba por un túnel de ensueños que penetraba cuatro neumáticos fallecidos, destinados a ser estorbo en el portón de la entrada, junto a la pared. “Agarren ese palo”, ordenó, de inmediato.

– ¿Para qué?
– Inventé un deporte.
– ¿Qué deporte?
– La pesa de goma dura.

Acto seguido, le pidió a dos eventuales asistentes, Horacio y Tatiana, que sostuvieran dos ruedas en posición vertical y, con el palo de una escoba pelada penetró sendos orificios, dando a luz a una nueva modalidad del ya deteriorado levantamiento de pesas, de elite.

clausecuenciapor6.jpg

– ¿Cuál es la innovación de este deporte?
– Que se practica con gomas de auto.
– ¿Y entonces no debería ser considerado automovilismo más que pesas?
– No.
– ¿Y quién puede practicarlo?
– Todos. Sólo que los más forzudos deberían poner más gomas, y los más débiles, si quieren, pueden poner gomas de bicicleta.
– ¿O sea que alguien que no tiene dinero para inscribirse en un gimnasio puede adherir a esta nueva disciplina?
– Sí. Claro que sí.
– ¿Y cómo debería hacer?
– ¿Si no tiene plata?
– Sí.
– Bueno. Habría que ver bien, pero si se puede comprar un auto, se compra uno, le saca las ruedas y, con algún palo que consiga, ya tiene la pesa de goma dura.

clau5cierresecuencia.jpg

No conforme con semejante aporte de avanzada para la industria de los accesorios deportivos en el alto rendimiento de bajos presupuestos, siguió complementando la experiencia con ejercicios precompetitivos no convencionales. “Al comprar los neumáticos, no se deben pegar con pegamento, para poder sacarlos, y hacer la entrada en calor”, disparó, a modo de anuncio, que esperaba una nueva pregunta.

– Bien, ¿cómo sería esa entrada en calor?
– Hay que poner las gomas en fila, y meterse adentro como yo lo voy a hacer ahora, si ustedes me tienen las ruedas para arriba.

claucalentamientoeditado.jpg

Se paró nuevamente, y pidió que generaran con los cuatro neumáticos, un tubo horizontal, en el que se zambulló con una sonrisa por cada rueda, hasta que pidió que lo mandaran a rodar. Del otro lado, lo esperaba un espontáneo preparador físico, abocado a la tarea de devolverle el envión hacia el extremo opuesto. Y así fue y volvió, fue y volvió.

claucierre.jpg– ¿Queda aprobada esta experiencia, después de haber vivido usted en carne propia las contingencias de la peripecia?
– Sí, muy buena.
– ¿Y qué le aconsejaría al lector, poco propenso a la actividad física, a la hora de ensayarlo en su casa?
– Les diría que no lo hagan, ni lo intenten, si no tienen protección en los codos y en las rodillas, porque ahora me duelen un poco.

** Claudio es Disfrutador ad honorem en Zavaleta y no hizo doctorados, pero va al doctor si le sacan turno. Investigador de “Toda cosa que pueda tener algún encanto en algún momento”, egresó, en el año 2000, de la sala de partos del Hospital Penna.



THE TRANSITION by hastalavictoriasiempre
4 marzo 2008, 7:48 pm
Filed under: Cuba va

raul_fidel0801.jpg

No se imprimieron después de la invasión mercenaria a Playa Girón, ni tras la caída del Muro de Berlín, ni como reacción inmediata ante la disolución del bloque socialista soviético. Las tapas de periódicos que se desparraman en este texto, se publicaron hace días, horas antes de que Raúl Castro Ruz asumiera como Presidente del Consejo de Estado de Cuba, elegido por la Asamblea Nacional del Poder Popular, para desmentir una y otras de las verdades que pretenden vendernos los mismos que pretenden comprarnos. Ahora, descubren que había elecciones en la isla, pero parece que no será democracia hasta que los candidatos acepten usar dos disfraces distintos y canjear la sangre de la historia, los sueños del futuro, la cultura de siempre, por los espejitos de colores del 2008.
No hay con qué darle, a estos cubanos cabezaduras. Chocan y chocan con la misma pared. Parece que Cuba volvió a elegir la línea de Fidel, e increíblemente el alejamiento del tirano stalinista no significaría más que un duelo por la ausencia en el cargo máximo del líder eterno de la dignidad cubana, del hijo de Martí, del abuelo de los cubanos, del Dios de los ateos, del faro más brillante del socialismo latinoamericano. Parece que, al final, Fidel se va, pero el bloqueo sigue. Parece que Raúl viene, pero no hay transición. Parece que estos cubanos, no conformes con haber padecido esta dictadura durante 49 años, vuelven a elegir la patria, el socialismo y la lucha antimperialista, a los lujos de la tecnología, las guerras petroleras y la globalización, como inflación del globo que nunca explota y a casi todos ahoga.

trans1.jpg¿O cuál es la magia de La Habana? Ir a Río se parece a ir a Buenos Aires, que es parecido a Montevideo, que es parecido a Santiago. Cómo no, todos llenos de publicidades luminosas, y para mejor, de las mismas publicidades. La Habana, no. Cuba sigue eligiendo la línea de Fidel, con olor, música, color, sabor y piel cubana, aunque les arda en algún pelo encarnado del esfínter anal, a los que creían que, desde afuera, podrían derrumbarla alguna vez, algún día que Fidel ya no estuviera, ese glorioso día en el que Fidel muriera y ellos pudieran brindar con ron cubano, tirado en chorro por la máquina expendedora de algún Mc Donald’s. Ya pueden hacerse a la idea de que así no será, más que en alguna de sus películas, o alguno de sus periódicos. Sin rey, ni dictador, se aparta el responsable de que no haya rey, ni dictador, en forma de persona, ni en forma de empresa, ni en forma de sistema genocida. Hay un pueblo educado, ahora, el día que Fidel se va. “Hoy todo el país es una inmensa universidad”.
Qué triste, cuántos planes echados por la borda, con la renuncia anticipada de Castro. Seguramente sin advertirlo, Fidel, eternamente ingenuo Fidel, arruinó la parafernalia del velatorio que esperaron durante 50 años, buscándolo primero con las balas de Fulgencio Batista en la Sierra Maestra, y con más de 600 atentados después, financiados por los que asesinan bebés irakíes para derrotar al terrorismo. ¿Qué pasará ahora cuando muera Fidel? Lo mismo que hubiera pasado si se quedaba: nada. El terrible duelo por la ausencia del más grande soldado de ideas de la revolución se llorará con los puños cerrados de un pueblo que empuñó las armas, como hoy empuña los lápices, para que Cuba nunca vuelva a ser el prostíbulo del imperio. ¿Y qué harán ahora en la gusanera de Miami con todo el cotillón y el arsenal periodístico que almacenaban para celebrar la muerte de Fidel, como la muerte de lo que ya nunca morirá? ¿Para cuándo prometerán la retirada de la base militar de Guantánamo, la liberación de los 5, la prisión de Posada Carriles y la finalización del bloqueo, si el dictador ya se fue? ¿Para cuando ya no haya un Castro? ¿Para cuando ya no haya un socialista? ¿O para cuando ya no haya un cubano?

 

lanacion4.jpg

La transición cubana, de la que habló Raúl, de la que habla Fidel, tendrá que ver con desterrar la burocracia, que paraliza o esfuma la distribución de los recursos; con elevar la producción, de modo tal de no depender de las importaciones chinas, como ayer fueron las soviéticas; con solucionar los problemas imperantes del transporte, la alimentación, o la vivienda, que son problemas, aunque no haya muertos de hambre y ni uno sólo de los 200 millones de niños que duermen en las calles del mundo sea cubano; con los obstáculos de la exportación, todos arracimados en el cuello de botella que aprieta el puño yanqui; con la prosperidad del ALBA y la unidad latinoamericana, si es que Uribe no hace de Colombia una base imperialista en el continente, que se vuelva una fuente de misiles en tierras de paz; con la participación activa y creciente de la juventud cubana en el rumbo de la isla, ya lanzada al mundo con la medicina, la educación y el arte como bandera; con la reestabilización de los salarios justos a pesar de la doble moneda, que ha desequilibrado la escala entre quienes comercian con peso convertible y quienes cobran en moneda nacional; con la capacidad de combatir, sin restricciones a la prensa propia, el bombardeo multinacional de la prensa ajena; con la disposición de la CIA a no seguir financiando atentados en los centros de turismo, que hoy resulta el segundo ingreso de divisas de la isla; con el descongelamiento de las relaciones comerciales con la Unión Europea, que le exige a Cuba “una apertura para una democracia pluralista, con respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales”, como si eso fuera una realidad en los demás países de la región; con la independencia de los gobiernos que se relacionan con Cuba mediante un cable estadounidense, varios devenidos en colonias electrocutadas, de historias quemadas; o con las determinaciones autónomas que tome un pueblo absolutamente soberano, en tren de seguir avanzando camino a una sociedad cada vez más justa. Pero una transición emergente de la mera ausencia de Fidel, es apenas un invento más de los que todo lo inventan, para que el mundo no crea que el pueblo cubano es una realidad, que analfabetismo cero no es un chiste, que el internacionalismo proletario aun existe y que se puede expandir el ejemplo humanitario hasta donde otros expanden las guerras por el petróleo.

prensa4.jpg

Por estos días, los retorcijones mediáticos que se encargan de lanzarnos a diario ráfagas de flatulencias informativas, se hacen estiércol en los supuestos análisis de los supuestos rumbos de la revolución cubana. Y así como la figura asesina del Che Guevara, extirpada de los manuales escolares por llevar el fúsil de San Martín, se santifica cada 9 de octubre para vender algún DVD, un fenómeno similar afecta por estos días al líder de la revolución cubana. Mientras se reconoce su brillantez en la entrelínea, conciente o inconsciente, de algún desinformante de turno, surgen del vacío los mil y un perfiles de Fidel, vomitados por TN, el canal del grupo Clarín, o CNN, la cadena del imperio mundial, o C5N, el altoparlante de Daniel Hadad.
“Se acaba la tiranía de Fidel”, se publica grande. Pero “Cuba vuelve a votar por la línea de Fidel”, se publica chico. “Cambios estructurales”, se publica grande. Pero “dentro del socialismo”, se publica chico. “Y entonces viene una transición”, se publica grande. Pero que “Estados Unidos no planea levantar el embargo económico que le impone a la isla”, se publica chico, en la bajada de esa misma portada de La Nación y en el sobreimpreso de CNN. Y “Raúl llegara para repensar las relaciones de Cuba con el capitalismo y favorecer la apertura política”, se publica grande. Pero “Raúl dice que, mejor, va a consultar con el compañero Fidel” y que “quienes hablan de transición, desconocen por completo la historia de lucha del pueblo cubano”, se publica chico.

clarin4.jpg

Llegó la hora de la transición, sin dudas. La hora de la transición estadounidense, a la aceptación de un pueblo que no se mueve con hilos. “¿Quién gobernará cuando ya no esté Fidel?”, pretendían hacernos pensar, cuando Fidel respondía clarito que “para entonces, seguirá gobernando el pueblo”. Ahí está ahora, Cuba llevando a Fidel, por el supuesto camino que sólo Fidel llevaba a Cuba. Que se impriman nomás páginas y páginas de la revolución cubana. Titulen bien grande que “llegó la hora”, la hora de la apertura del bloqueo genocida, que no es criminal, tan sólo por el puño cerrado y el humanitarismo heredado que perpetúa el ejemplo cubano.
Bajo reinado demócrata o republicano, fervorosamente se reclama desde la trinchera latinoamericana que el imperialismo abandone el absurdo embargo económico a la independencia cubana, para que las noticias no sigan embarradas por una incidencia tan empírica y palpable, que boicotea todo análisis ‘natural’, de los micrófonos a sueldo.

fidel2.jpgPara qué servir excusas al plato. Si tal modelo fracasa en sí mismo, mejor dejarlo hervir en su propio caldo socialista, por sus propios medios, sin boicot, sin amenazas, sin terrorismo, sin excusas tan contundentes como un alambrado artificial clavado por el imperio. Desde La Poderosa, regaremos el espíritu de la revolución cubana, sin aceptar el bloqueo. Y el día que lo levanten, o se lo levantemos, la seguiremos regando para verla florecer. Ahí está nuestro porvenir, sin Fidel como Presidente del Consejo de Estado. Seguiremos discutiendo, con un líder menos, con un compañero más. Pero, nobleza obliga, no se les vaya a olvidar hacer una tapa hoy, una tapa sin precio, con el rostro barbudo del octogenario que ha sostenido al frente de un pueblo, durante 49 años, la llama invulnerable de la dignidad cubana, la batalla de ideas y la solidaridad internacionalista. Imprímase, una tapa bien grande, que al menos por un día, diga una verdad: “Absuelto por la historia”.