La Poderosa


¡Nació el fútbol popular! by Pablo Lisotto
20 agosto 2007, 2:49 pm
Filed under: La Poderosa en Buenos Aires

nacioelfutbolpopular.jpg

Nervios por ahí, nervios por acá, nervios por todos lados. No era para menos. Después de tanto esperar, de tanto luchar y de tanto sentir, entró a la sala de parto el Fútbol Popular, para su primera prueba de fuego, de fueguitos.

La ansiedad de los casi 200 jugadoras y jugadores, se mezclaba en el aire con la adrenalina de los vecinos de una cooperativa, que por primera vez darían una charla de pasta base para chicos. Faltaban dos horas todavía para arrancar la primera jornada, pero los voluntarios empezaron a caer, bien tempranito, cerca de las 8.30 del sábado.

Madres inflando globos, militantes colgando banderas, vecinos organizando la comida y un congreso de cumpas estaban listo para emprender un nuevo viaje, hacia el horizonte de siempre.

No faltó compromiso, en el debut. Llegaron los equipos de Once, Zavaleta, Floresta, San Telmo, Barracas, Armadero, San Blas… Y desde las 10.30, con unas preciosas remeras preparadas como sorpresa por algunos compañeros, se empezaron a jugar los partidos de las cuatro categorías, tal como estaba pactado, Peques, Mafalda, Paturuzito y Clemente, en las cuatro canchas asignadas. En la quinta, al mismo tiempo, empezaba a pintarse el mural colectivo, mientras algunos esperaban su turno jugando el fútbol tenis en la canchita de recreación, y otros tantos participaban de las rondas en los salones cerrados, para hablar de cómo golear al paco y de cómo cuidarnos del SIDA.

Corría la pelota en todas las canchas y la experiencia de las primeras mediaciones, sin puntos como premio a los valores, fueron enriquecedoras. Se eligieron las reglas, se respetaron, se discutieron y, una vez más, no hizo falta referí. Entonces sí, ¡llegó la hora de comer!

Silennncio en todas las canchas. Sentaditos algunos, parados otros, charlando la mayoría, se fueron las viandas que se consiguieron para todos los pibes, con el esfuerzo comunitario. Y el momento de paz sirvió para el cruce de miradas entre todos los que venían soñando esta utopía…. Compañeros de diferentes barrios, de diferentes historias, de diferentes organizaciones, unidos ahí. Y también, La Poderosa, más unida que nunca, participando de este sueño colectivo y defendiendo una vez más que la única lucha que se pierde es la que se abandona.

Segundos después, ese mismo silencio sirvió para cruzar miradas con las decenas de voluntarios que se acercaron, incluso de otros países, para sumarse a este movimiento. Venía empujando un lagrimón, pero no había tiempo. El propósito era que todos los chicos, de todos los barrios y de todas las categorías, jugaran al menos dos partidos, y pudieran disfrutar de las demás actividades artísticas.

Con la panza llena entonces, llegó la tarde, y la hora de retomar el fixture. Pero también llegó el teatro. Un grupo de compañeros improvisadores se animaron a volar al aire libre, mientras varios títeres conversaban en un salón y una obra de teatro nacía en otro, en paralelo al fútbol. Siempre, desde la educación popular.

Los voluntarios, las pibas y los pibes que hicieron posible la fiesta deportiva y cultural empezaron a despedirse a media tarde, cuando los micros tocaban bocina y la bolsa de nervios acumulados empezaba a chorrearse por la espalda. Fue entonces que terminó la jornada histórica, la primera del largo camino a la utopía que recorrerá eternamente el Fútbol Popular.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: